El vital líquido

Por Nelson Razo

“¡Me muero de sed!”

De hecho puede que sea verdad. Suena tan simple. H20. Dos partes de hidrógeno, una parte de oxígeno. Pero esta sustancia mejor conocida como agua , es el elemento más esencial, junto con el aire, para nuestra sobrevivencia.  El agua en verdad se encuentra en toda nuestra vida, aun así la mayoría la damos por sentada.

En respuesta a varias peticiones sobre temas un poco más prácticos en esta sección, y específicamente temas sobre salud humana, esta edición de Cómo Funciona está dedicada a desentrañar las características de ese líquido que tanto nos dicen que tomemos y que muchas veces reemplazamos por otros no tan saludables.

El agua es importante. De hecho más importante de lo que podemos imaginar. Por algo es llamado el líquido vital. La vida en La Tierra existe porque es el único planeta que conocemos donde existen las condiciones apropiadas para el que el agua exista y en sus tres estados naturales: sólido, líquido y gaseoso. Pero, como este artículo lo prometí  práctico, no me inmiscuiré esta vez en las razones de existir del H20; eso es tema para otro Cómo Funciona.

Sólo los hechos
El agua constituye más de dos tercios del peso el cuerpo humano, y sin ella moriríamos en pocos días. El cerebro humano está hecho de 95% agua, en la sangre agua es el 82% y en los pulmones el 90%. Un simple 2% de falta de agua en nuestro organismo puede disparar signos de deshidratación: memoria de corto plazo, problemas con matemáticas básicas y dificultad de enfocar impresiones pequeñas como leer en una pantalla de computadora.

La leve deshidratación es también una de las causas más comunes de fatiga durante el día. Inclusive en un país desarrollado como Estados Unidos, un estimado de 75% de su población sufre de leves efectos de deshidratación aunque el agua esté disponible de muy variadas formas. Lamentablemente no solo el água se encuentra disponible en varias formas, también lo están las sodas y las bebidas azucaradas.

El agua y el organismo
El agua es importante para la mecánica del cuerpo humano. El cuerpo organismo no puede funcionar sin ella de la misma forma que un auto no puede funcionar sin gasolina y aceite. De hecho todas las funciones orgánicas y celulares de la anatomía y fisiología humana dependen del agua para seguir funcionando.

Algunas de las funciones vitales del agua en el cuerpo humano son las siguientes:

Funciona como lubricante.
Forma la base para la saliva.
Forma los fluidos que rodean las articulaciones.
Regula la temperatura del cuerpo a través de la transpiración.
Alivia la constipación al mover la comida por el tracto intestinal y como consecuencia eliminando los desechos.
Regula el metabolismo.

Además de mantener diariamente el funcionamiento de nuestro cuerpo, el agua también juega un rol clave en la prevención de enfermedades. Para ilustrar mejor esto, beber 8 vasos de agua a diario puede disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer de colon, cáncer de la vejiga,  y puede potencialmente reducir el riesgo de cáncer de mama. Y estos son solo unos pocos ejemplos.

Debido a que el agua de de tan vital importancia para nuestra fisiología,  resulta obvio que la calidad del agua que se bebe debería ser tan importante como la cantidad. El agua para consumo siempre debe estar limpia de contaminantes para asegurar una salud y un bienestar.

Así que no olvides tomar agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>