Tecate Pueblo Mágico Bicolor

Tecate Pueblo Mágico Bicolor

Una de las principales bases y razones de ser del programa Pueblos Mágicos es el de mantener y aprovechar las características arquitectónicas y de estilo de comunidad de los poblados establecidos como Mágicos.

Tecate no debería ser la excepción.

Excepto que, a juzgar por lo que se está comenzando a ver con las remodelaciones recientes en el área determinada como parte del programa, sí está siendo la excepción.

Como corroborando la idea de muchos detractores de que Tecate se considere Mágico, la imagen del centro de la ciudad está siendo reemplazada por un estilo establecido por los manejadores del programa en la región, con la idea de convertirlo en el estilo “oficial” que “debería” tener como Tecate Pueblo Mágico.

Con una monótona combinación de café con blanco, todas las fachadas de los negocios del centro de la Avenida Juárez están siendo pintadas y (algunas) remodeladas para establecer una identidad arquitectónica homologada.

Con uno que otro de esos negocios integrando “piedra” a sus exteriores, el estilo pretende dar a entender que esa es la identidad original de Tecate Pueblo Mágico de Baja California.

La llana realidad es que si nos ponemos estrictos, Tecate no tiene un estilo propio o definido (y desde muchos años no lo ha tenido). Al menos no en los términos de los Pueblos Mágicos originales.

Tecate Pueblo Mágico

El pueblo de paso

Tecate no es una comunidad establecida por alguna misión, ni siquiera es un pueblo similar a las haciendas californianas en las cuales se basa la identidad que los Comités encargados decidieron utilizar para nuestro Pueblo Mágico.

Si tuviéramos históricamente que categorizar en un estilo arquitectónico a Tecate debemos aceptar que sus orígenes más fehacientes son del típico pueblo de paso del Oeste.

Como las fotografías más antiguas del ahora Tecate Pueblo Mágico demuestran, originalmente no era más que un gran rancho agrícola entre Tijuana y Mexicali, con reminiscencias de pueblo del Oeste. Y de esa manera creció por un tiempo.

Sin embargo, los materiales que se usaron para construir no fueron por mucho tiempo los disponibles en los alrededores, debido a la cercanía con los desarrollados poblados de California en Estados Unidos. Así se fueron integrando materiales de construcción modernos.

De manera que desde que comenzó a crecer, Tecate nunca permaneció con un estilo definido de origen, como lo hicieron muchos de los Pueblos Mágicos del centro de México.

Así que, si se quisiera en realidad mantener una imagen de sus orígenes más “pueblo” tendría que ser uno del relativamente Viejo Oeste.

Si no. La lógica de la estética de los desarrollos urbanos dicta otro estilo que tampoco se decidió por usar.

Tecate Pueblo Mágico

Los colores de la naturaleza

Una tendencia clásica de la identidad arquitectónica y de imagen de los asentamientos humanos es la de utilizar los colores de los alrededores. Y es lógico ya que, desde tiempos inmemoriales, la manera tradicional de construir una aldea o pueblo es el de utilizar los recursos naturaleza disponibles en los alrededores.

En el caso de Tecate, muy pronto en su crecimiento dejó se utilizarse la roca abundante en el lugar así como la madera de la vegetación imperante (como la de los protegidos Encinos).

Sin embargo, si se necesitaba establecer un diseño arquitectónico (aunque sea superficial como los colores de las construcciones), lo más lógico sería utilizar la paleta de colores de los mismos alrededores para que de esta manera la identidad gráfica se integrara a la propia naturaleza del lugar.

Combinación de Colores

Ejemplo de una combinación de colores basada en la paleta de la naturaleza.

Este además es un estilo de establecimiento de imagen que en los últimos años ha estado utilizándose como estándar para la identidad de pueblos, ciudades y regiones alrededor de mundo de manera que el branding de los mismos comunique las características físicas de la región.

Pero al parecer en Tecate Pueblo Mágico alguien (o algunos) no quisieron esforzarse en analizar y aplicar este razonamiento y prefirieron imponerle al centro de la ciudad un estilo que ni es propio ni es coherente con las bases del propio Programa Nacional de Pueblos Mágicos.

Y luego no les gusta que la gente pregunte ¿y qué tiene de Mágico Tecate?

Ahora esa gente hasta puede preguntar: ¿Qué tiene de Mágico si aparte de lo que quieren que sea Mágico no es ni propio?

 

Nelson Razo es  especialista en Branding, Marketing Digital y Comunicación Institucional, así como Director Editorial de Códice Periódico.

 

Anterior Se invierten 180 MDP en la carretera Tecate-El Sauzal
Siguiente Nombran "Breksit" a recién nacida en Tabasco

1 Comentario

Deja un comentario