El Brexit explicado

El Brexit explicado

Es la comidilla de las redes sociales desde hace algunos días. Los memes ya están a la orden del día y lo abordan desde todos los puntos de vista imaginables: el ahora famoso Brexit.

Algunos lo entienden, otros no. Otros dicen que lo entienden pero no. Otros ya están inclusive elaborando leyendas urbanas al respecto. Pero ¿qué es exactamente y en pocas palabras?

Lo de “pocas palabras” puede parecerles relativo. Pero lo que sí, es que es fácil de explicar sin tantos datos y rebuscadas descripciones.

El Brexit se veía venir

El Brexit no es más que naturaleza humana pura y simple.

Solo respondan estas dos preguntas: ¿Seguirías aceptando ser parte de un trato que parece ya no convenirte? ¿Aceptarías que extraños aprovechen en tu tierra lo que por generaciones tú y tus antepasados han construido?

Este es el estado de la situación del Reino Unido (UK) como parte de la Unión Europea (UE) desde hace algunos años.

Lo que inició como una magnífica idea de unidad y cooperación mutua y se desarrolló con la mejor de las disposiciones de parte de todos los países miembros (grandes y chiquitos) de Europa, desde hace algunos años a la fecha ha sido afectado por la situación económica mundial reciente.

Y esa situación económica obviamente le afectó más a los países “chiquitos” menos desarrollados, con menos recursos y económicamente más pobres (o menos pudientes, pues).

Esto no le conviene a los países más prósperos de la Unión Europea (como el Reino Unido), ya que en una situación de crisis, los que llevan el mayor desgaste a costa de los menos pudientes, son los que tienen una economía más estable.

En otras palabras, en tiempos de crisis severa, los estables tienen que soportar la carga de los países a quienes más les afecta la situación. Y eso, por naturaleza, no se siente como justo. Aún si saliéndose pierde algunos beneficios de los que goza como parte de la UE.

De manera que dicen: “si yo la estoy llevando y me está afectando cuando pudiera no hacerlo, simplemente adiós”.

Gran Bretaña (Britain) se sale (Exit). Brexit.

La xenophobia es evolutiva

Añadan a esto además el hecho de que por la naturaleza del tratado de fronteras inexistentes, en los últimos años Inglaterra ha visto una explosión de inmigrantes de distintos países de la UE, quienes debido a la crisis económica en sus propios países, decidieron que UK era el país en donde podían encontrar un mejor trabajo y una mejor calidad de vida.

Así que, precisamente gran parte de la mayoría de los ingleses que votaron a favor de que el Reino Unido deje de ser miembro, son la población que ha notado (y se sientes afectados con) el aumento en el número de inmigrantes extranjeros en su tierra.

Y una de las razones por las que los habitantes de un país no quieran muchos inmigrantes en el suyo es también evolutiva: “si no es parte de mi grupo, nada tiene que estar haciendo aquí”.

Simple y sencillamente: la naturaleza humana no sabe de tratados utópicos. Por más buena que sea la intensión.

Lo malo es que si le afecta a nuestro Estados Unidos, le afecta a México.

Y el Brexit no le conviene a Estados Unidos porque complica sus relaciones comerciales y políticas con Inglaterra.

De por sí, nunca se han querido mucho. Y eso también es por razones evolutivas.

Darwin nos lo advirtió. Pero no queremos creerle aún.

 

Nelson Razo es director editorial de Códice Periódico y publica sobre temas científicos y de actualidad en El Raptor Blog.

Anterior Nombran "Breksit" a recién nacida en Tabasco
Siguiente Gobiernos deficientes

0 Comentarios

No hay comentarios!

Puedes ser el primero en comentar esta nota!

Deja un comentario