El café ¿bueno o malo?

El café ¿bueno o malo?

Todos hemos escuchado tanto maravillas como quejas de la costumbre de consumir café. Todos sabemos también que es una bebida que se ha consumido por cientos de años.

A través de la historia se ha dicho que el café es tanto malo como bueno para la salud de distintas maneras y, como casi todo en la vida, la respuesta no es ni blanca ni negra sino algo grisácea.

Para que no sigas creyendo mitos sin bases científicas, y para que sepas cómo consumir esa bebida tan popular en el mundo (la segunda más popular después del agua), aquí te enumero las principales claves.

¿Cuánto café?
Para no afectar tu salud, investigaciones señalan que ingerir de tres hasta cinco tazas diarias, para una persona que está habituada (y no es especialmente sensible) a tomar café, no representan ningún inconveniente.

¿En qué me beneficia el café?

Antioxidante
El grano de café contiene antioxidantes, sustancias denominadas polifenoles, que entre sus múltiples funciones protege de las mutaciones celulares y retrasa su envejecimiento.

Preventivo
Se ha demostrado que beber de tres a cuatro tazas de café al día, ayuda a disminuir hasta en un 25% el riesgo de padecer diabetes tipo II.

Además, un estudio realizado durante 20 años, demostró que el consumo habitual de café, también disminuye hasta un 65 por ciento la posibilidad de padecer demencia en la vejez.

Incluso se ha demostrado que podría tener efectos preventivos en la lucha contra enfermedades de tipo neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer.

Activador
¿Te gusta hacer actividad física? El café puede ser tu mejor amigo. Diversos estudios han comprobado que el café puede tener un efecto ergogénico, es decir, que aumenta la potencia muscular en deportistas de resistencia.

Por último, el beneficio más conocido de esta oscura bebida es su capacidad de ayudarnos a activar y elevar nuestra capacidad de alerta, además de que permite se tenga una mejor concentración por más tiempo.

¿Cuáles son las desventajas del café?

Tomar demasiado
Como todo, los perjuicios vienen con el abuso. En general, los beneficios asociados con esta bebida se detienen cuando pasas de las 5 o 6 tazas de 200ml al día. Eso ya es vicio y puede llevar no solo a dependencia sino a problemas nerviosos y gastrointestinales.

Debilita tus huesos
El café es diurético, es decir que te deshidrata. Por esto precisamente no debes consumirlo como substituto del agua. Pero además, hace que tu cuerpo excrete calcio en la orina. Y el calcio es necesario ya que su pérdida puede causar osteoporosis.

Acelera las arrugas
Aunque tiene antioxidantes, si tomas demasiado café, puede causar arrugas en la piel debido a la deshidratación que conlleva su consumo.

Puede hacerte subir de peso
Los picos de cafeína en el organismo causan fluctuaciones de glucosa que pueden contribuir a que te dé más hambre de la necesaria. Además, la asociación de la bebida oscura con el pan, lo hace un catalizador de consumo de calorías innecesarias.

Aguas con los pesticidas
El café que no es orgánico o cultivado con métodos lo más naturales posibles, puede contener químicos variados de los que se utilizan como pesticidas, que penetran en el suelo junto con el agua y pueden causarte enfermedades o alergias en el futuro.

Así que ahora ya tienes ambos lados de la moneda y, como especifiqué al inicio, la realidad es gris y depende de tu capacidad de saber cómo consumir el café que tanto te ayuda a despertar por las mañanas.

Para saber más sobre cómo consumirlo para obtener los mayores beneficios y los menores perjuicios, te invito a leer este artículo más específico en El Raptor Blog.

El Café ¿bueno o malo?

Anterior Escasa participación de mujeres en lista de los ‘300 líderes más influyentes de México’
Siguiente La verdad sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Tecate

1 Comentario

Deja un comentario