Diario británico hace publica la otra “Casa Blanca” de Angelica Rivera

The Guardian acaba de hacer público otro posible conflicto de interés en el que se ve involucrada Angelica Rivera, la ahora esposa del presidente de México, pues señala que...
Diario británico hace publica la otra "Casa Blanca" de Angelica Rivera

The Guardian acaba de hacer público otro posible conflicto de interés en el que se ve involucrada Angelica Rivera, la ahora esposa del presidente de México, pues señala que la primera dama hace uso de una lujosa propiedad en Florida con un valor de $2.05 millones de dólares y que pertenece al  Grupo Pierdant, un contratista que compite por desarrollar puertos mexicanos, además de hacer públicos posibles nexos con Aurora Pierdant, hermana del contratista, quien recibió dinero para la exploración de hidrocarburos.

Ubicado en Key Biscayne, dentro del Ocean Club Tower, Angelica Rivera adquirió el departamento 304 en 2005, así lo explica ella misma en el video de 2014 en el que aclara la situación de la Casa Blanca pues quería evitar, según ella, “cualquier especulación”, agregando que vivió ahí durante un año con sus hijas.

La otra casa blanca de Angelica Rivera

En 2009 Pierdant compró otro departamento en el mismo club, el departamento número 404 por lo que desde entonces se permite que la habitación 304 y 404 sean usadas por la primera dama como una única propiedad, con el mismo número de teléfono e incluso con un único pago de impuestos pues en el año 2014 se pagaron los impuestos de ambos departamentos bajo el nombre de UNIT 304 OTO INC, una empresa en la que los directores son Angelica Rivera y Grupo Pierdant.

impuestos del departamento de miami de angerlica rivera

En otros países en dónde los políticos tienen más temor/respeto por los ciudadanos para quienes trabajan, los escándalos que involucran a política, dinero y corrupción son altamente castigados y llevan a los políticos a renunciar a sus puestos, como en el caso del Primer Minisitro de Islandia e incluso se les suspende como en el caso de la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, sin embargo, en México no pasa así, basta con la publicación de un video en el que la primera dama declara “Yo no tengo nada que esconder” y el perdón del presidente 18 meses después de la trama de corrupción que involucraba una millonaria mansión, al contratista del Grupo Higa y a Angelica Rivera.

El mismo periódico británico afirma que la relación entre Grupo Pierdant y Rivera es “heterodoxa” es decir poco convencional, ya que ni en 2005 cuando se adquirió el primer departamento ni en 2009 cuando se adquirió el segundo, la actriz era esposa del presidente. Sin embargo, en 2014 cuando se hizo el pago de los impuestos si lo era. ¿Qué explicaciones dará en esta ocasión la primera dama? ¿Por qué sus patrimonios están relacionados a contratistas del gobierno mexicano siendo ella esposa del presidente de México? ¿Por qué en 2014 para evitar “cualquier especulación” no mencionó en su video que la propiedad estaba relacionada a otro contratista?

Aunque pareciera que la disculpa de Peña Nieto llegó tarde, probablemente llegó en el momento más indicado, un impulso para que los mexicanos exijan transparencia, y exijan hasta que se cumpla.

Fotos: The Guardian

Categories
Nacional
No Comment

Leave a Reply

*

*

RELATED BY