Activación Comunitaria 2019

Consejos generales para manejar ante nevada

Infórmese previamente de las previsiones del tiempo y del estado de las carreteras por las que piensa circular. Valore la urgencia del desplazamiento que piensa realizar y los riesgos...

Infórmese previamente de las previsiones del tiempo y del estado de las carreteras por las que piensa circular. Valore la urgencia del desplazamiento que piensa realizar y los riesgos de acuerdo con las predicciones oficiales.

Considere que con una temperatura exterior al coche que no supere los 4º C se incrementa el riesgo de que puedan aparecer placas de hielo y/o nieve, en condiciones de humedad o de lluvia. Conducir en estas condiciones es extremadamente peligroso, especialmente para aquellos conductores de zonas secas y cálidas no acostumbrados a este tipo de contingencias en carretera. Extreme la precaución de madrugada o a primera hora de la mañana ya que hay más probabilidades de encontrar hielo.

Reduzca la velocidad en condiciones de hielo o nieve y evite frenazos bruscos. Pueden ser muy peligrosos. El pedal del freno debe pisarse con mucha suavidad. En caso de que su vehículo este equipado con frenos ABS, pise el pedal a fondo. Si ha perdido el control del vehículo, intente controlarlo con el volante, levantando el pie del acelerador y sin recurrir al freno.

Si su coche derrapa gire el volante hacia el lado al que ha girado la parte trasera de su coche y enderece. No frene.

Si las condiciones le permiten conducir siga los siguientes consejos:

Mientras circule en condiciones de escasa nieve, con neumáticos o cadenas adecuadas, intente circular por la parte de la carretera por donde exista nieve virgen, evite circular por las marcas por donde han circulado otros vehículos.

Incremente la distancia de seguridad con respecto a otros vehículos que estén circulando.

No siga con una alta capa nieve en la carretera, terminará dañando los bajos de su vehículo. Aparque en un lugar seguro y siga las instrucciones en el caso de parada en carretera con nieve.

Intente balancear el coche hacia delante y hacia atrás utilizando la segunda marcha y la marcha atrás sucesivas veces.

El truco de la patata da excelentes resultados. Frote media patata por fuera y por dentro del cristal. Evitará por fuera el agua y por dentro que se empeñen los cristales. Enfoque las salidas de aire interiores hacia el parabrisas y ventanillas, para evitar el empañamiento. Encienda la luneta térmica trasera.

Contactar a los servicios de emergencia a través del móvil, indicando la posición de su vehículo. Esto es muy importante si por la carretera por donde circula no hay mucho tráfico.

Calefacción. Arranque y mantenga el motor encendido con la calefacción del vehículo periódicamente para mantener la temperatura en el interior del vehículo. Controle periódicamente, saliendo del coche, si el tubo de escape ha sido obstruido por la nieve. De estar obstruido correría el riesgo de envenenamiento cada vez que encienda el vehículo y esté dentro del coche con todo cerrado.

Dejar capa de nieve en el coche. No quite la nieve que caiga encima de su vehículo hasta que no se disponga a partir nuevamente. Esa nieve actúa de aislante de bajadas extremas de temperaturas en el exterior de su vehículo.

 

Tu voto se hizo valer
Categories
DestacadaGeneral
No Comment

Leave a Reply

*

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

RELATED BY