126 Aniversario de Tecate

A calzón quitado | Aquellas Pequeñas Cosas

Antes de votar "hay que ler" e informarnos

Con el destape de los nuevos candidatos a la presidencia de México, viene a mi cabeza una realidad de la que varios seremos víctimas durante las campañas que se avecinan, y sobre todo al ejercer el voto: Nuestra flamante ignorancia. Esa que nos ha costado enormes errores como mexicanos y de la que seguimos haciendo uso sin medida; se me enchina la piel cada vez que me pongo a pensar ¿Cómo decidiremos nuestro voto en el 2018?

Se acercan ya esos tiempos en los que nos atiborrarán con información mediática por todos lados: Que si eres un peligro para México, que si eres más de lo mismo, que si eres un corrupto, que si tus padrinos son azules, rojos, morados o verdes, en fin; poco a poco veo como se acerca a nosotros una avalancha de publicidad política, que lejos de intentar unirnos como sociedad, apostará por dividirnos y lograr la victoria a través de lo que llaman “El voto duro”.

Ahora con los novedosos movimientos sociales, muy recientes y de nueva creación en nuestro estado; leeremos, veremos y comentaremos muchísimas quejas, la mayoría tienen que ver con nuestra pobreza, nuestras carencias y la falta de avance o pésima resolución de nuestros anteriores y presentes gobiernos, según lo que cada “líder” de estos movimientos estipule. Porque seamos francos, ni todo lo que se dice es cierto y ni todo lo que se critica se puede resolver de inmediato.

Y son estas pequeñas cosas, esta división social, esta tensión que existe entre los actores políticos y nuestros puntos de vista, esta falta de conocimiento, lo que creo que dará el resultado de siempre, ese donde al final nuestro presidente será aquel que ninguna mayoría quiere, pero que tendremos que aguantar por otros 6 años.

Realmente espero que como sociedad aprovechemos este tiempo para pensar nuestro voto, ver lo que en verdad nos conviene y revisar que futuro nos depara como país, con cualquiera de los actuales candidatos al frente de nuestra hermosa nación.

Creo fervientemente que a México no le hace falta mejores políticos (Porque francamente no todos son malos); lo que México necesita son mejores ciudadanos (Porque sinceramente creo que como sociedad damos mucho que desear; recordemos que es de nuestra sociedad de donde emanan todos nuestros gobernantes).

Al final, mi estimado lector, le recuerdo, que usted no está obligado a creer todo lo que se dice, no tiene ninguna obligación de favorecer todas las críticas y tampoco se sienta responsable por participar de movimientos o ideas que no comparte del todo o que de plano no entiende. No permitamos que nuestras representaciones populares, se conviertan en un mecanismo de colonización social; esto ya lo vivimos alguna vez, cuando llegaron un montón de europeos a decirnos que lo nuestro era malo, lo de ellos era bueno y te jodes, porque no hay más.

Le recuerdo que, para aquellos países, los llamados “desarrollados”, ha quedado claro que, no es en la división social o de ideas y doctrinas en donde se encuentran las soluciones, sino en la suma de las mejores propuestas y en el respeto de nuestras diferencias. No tiene que suceder una catástrofe para poder salir unidos a defender una causa o ayudarnos entre todos. Pensemos bien y desde ahorita, lo que queremos vivir por los siguientes seis años y recordemos que no todo lo que brilla es oro; mucho se gasta en enseñarnos a leer, leamos pues las propuestas de cada uno de los candidatos y no nos conformemos con lo que cualquier medio de comunicación o circular en redes sociales quiera decirnos, aprendamos a preguntar: ¿Realmente quién es y qué puede aportar esta persona a mi país? ¿Cómo puede o pretende mejorar mi realidad con sus propuestas? ¿Se puede hacer todo lo que me están prometiendo o proponiendo?

Vivimos en un país donde no todas las decisiones las toma el presidente, donde existen mecanismos y leyes que evitan el autoritarismo, así que no creamos que aquel que llega a la silla, representa la segunda venida del mesías, porque ya antes hemos comprado esta idea y no salió realmente como todos queríamos.

Me despido de usted dejando en su mente estas ideas, esperando sus comentarios e invitándolo como siempre a que dialoguemos “A calzón quitado”.

126 Aniversario de Tecate
Categories
DestacadaOpinionPolítica
No Comment

Leave a Reply

*

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

RELATED BY