Mi Telcel
Panadería La Montaña

Como el cangrejo

Por: El Exfuncionario Han transcurrido ya casi siete meses de la actual administración municipal que encabeza Olga Zulema Adams Pereyra. La segunda mujer alcaldesa de esta ciudad, la primera...

Por: El Exfuncionario

Han transcurrido ya casi siete meses de la actual administración municipal que encabeza Olga Zulema Adams Pereyra. La segunda mujer alcaldesa de esta ciudad, la primera emanada de MORENA, partido que gobierna el país, el estado de Baja California y ahora este municipio de Tecate, B.C. que llegó el pasado 1 de octubre de 2019.

Con las expectativas de un pueblo que decidió refrendar el apoyo a López Obrador votando por la candidata de esa institución política, le alcanzó la ola para llegar a tierra firme, recibió una administración en la que, quienes estuvieron del 2016 al 2019, tuvieron que sortear y luchar contra todo y que afrontaron problemas serios, situaciones inéditas y bombas que tuvo a bien, ir desactivando su antecesora y su equipo de trabajo, que si bien no eran un gran equipo si había gente comprometida y valiosa que se la jugo e invirtió tiempo y capacidad para hacer menos pesado ese compromiso que hoy está en manos de la morenista.

Si bien en su función como regidora, ya se veía su falta de compromiso y de capacidad, optando por lo mas cómodo y sistemáticamente votar en contra, perdiendo la oportunidad de conocer y tener posibles soluciones, aliándose a ella un regidor en aquel tiempo, que siempre demostró su torpeza para saber qué hacer y se dejó llevar por “el canto de las sirenas”, si, el regidor independiente, sin tener la capacidad de buscar gente con experiencia que capitalizara información y juntos hacer un buen plan de trabajo.

En agradecimiento a su alianza como regidores, entrando su administración le otorga una dirección de las más importantes y como era de esperarse el fracaso no se hizo esperar, sin decirle agua va llegó el relevo, aunque al igual sin experiencia, pero lo peor es que es de los pocos funcionarios de esta ciudad, ya que solo ella sabe sus compromisos, trayendo un equipo sin capacidad, ni experiencia, ni conocimiento de la ciudad, dando tumbos y desaciertos que se han traducido en malos, más bien, pésimos resultados, contando con la complicidad de colegios profesionales, agrupaciones empresariales y hasta políticas, que nunca alzaron la voz para defender a los tecatenses capaces que existen y no los menos indicados que forman parte de su flamante e ineficiente equipo de colaboradores.

En estos más de dos cientos días que lleva la administración se la ha pasado dando tumbos, rompiendo con cercanos colaboradores y haciendo caso a quienes la financiaron y supuestamente la llevaron a ganar la elección, y hoy en día le recomiendan a sus funcionarios.

La guerra la inicio con compadres, amigos, colaboradores que integraron su equipo de campaña electoral, y qué decir de su estratega y coordinador de campaña, Alejandro Cabrera, a quien le dió la espalda y una patada certera. Posteriormente sus diferencias y celo ante los funcionarios que localmente representan al gobierno del estado, donde ha solicitado y le han concedido remociones y sustituciones, mas no proposiciones.

Soberbia o desconocimiento de la problemática actual y de la forma de atacar y ofrecer solución a los problemas y servicios cotidianos que le corresponde otorgar y ofrecer, donde cómodamente prefiere la foto, la selfie, y saludar con sombrero ajeno y desgastar su tiempo en entregar despensas (del Gob. del Estado o federal) en dos tres casas para tener material y tener algo que comentar o presumir en sus redes sociales.

Nadie les critica que optaran por un cambio, pues consideraba la ciudadanía que con el apoyo federal y estatal a Tecate le iría mucho mejor, pero gran decepción se ha llevado la ciudadanía, que además de notar en la autoridad municipal su incapacidad, y falta de resultados, ella inicio su aislamiento social y su sana distancia desde el mismo primer día de gobierno.

A pesar de que sus promesas sonaban poca cosa o irrealizables y de sus muestras de intolerancia y poca pericia, los ciudadanos, decidieron apoyarla con su voto y que encabezara este proyecto, mas no se imaginaron del retroceso de esta noble ciudad, hoy en día llena de baches, de falta de oportunidades de trabajo, de pésimo y destructivo servicio de recolección de basura, de ineficiencia administrativa, de una muy prometida y hablada reducción al gasto público y que se convirtió en mayor y mejor pago para directores, jefes de departamentos y personal afín. Sin apoyo al deporte, retroceder en la imagen urbana, prepotencia y falta de humanidad en la aplicación de los reglamentos municipales, contar con comparsas ecológicas de sus aliados, y lo más deprimente la seguridad ciudadana desatendida y lejos de tener al menos lo que ella recibió en su momento.

A estas alturas del partido, más de un chairo se muestra arrepentido de haber entregado el cuerpo y su confianza a lo que hoy se conoce como gobierno municipal de la 4T, pero se enfrentan al temor del descrédito social y a su propia negativa de aceptar que se equivocaron. Pero con impotencia ven como su alcaldesa se comporta como “chivo en cristalería” y sin el oficio político no se avanza, pero si se causan daños a propios y ajenos. Por eso hoy en día vamos para atrás… como el cangrejo.

Cuídate Hoy
Categories
DestacadaEstatalGeneralLocalOpinionTecate

Director General de Códice Periódico.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RELATED BY