Cuídate Hoy

Cempasúchil, la flor mexicana que se convirtió en mexico-americana en Baja California

Tijuana. – La cultura mexicoamericana que se vive en este estado fronterizo colindante con la Estados Unidos, se trasladó también a la siembra de la flor más mexicana del...

Tijuana. – La cultura mexicoamericana que se vive en este estado fronterizo colindante con la Estados Unidos, se trasladó también a la siembra de la flor más mexicana del país, la flor de cempasúchil.

En Baja California la flor de cempasúchil es mexico-americana así lo señalan con risas agricultores, pues la semilla es traída de Estados Unidos y se siembra de este lado, en los campos agrícolas del área El Descanso, en Playas de Rosarito.

Agricultores dicen que prefieren comprar la semilla que proviene de Estados Unidos a la mexicana, pues hay garantía de una mejor cosecha con la estadounidense, semilla que fue genéticamente modificada para tener una flor con más pétalos y un color más brillante, así lo señala Don Roberto Salinas Ramírez, quien se dedica a la siembra de la flor de cempasúchil cada año.

“Traemos la semilla ‘del otro lado’, es más cara porque el millar sale en 38 dólares, pero la flor crece con más pétalos y tienen un color más brillante, porque el 99 por ciento de las flores que crecen son hembra, con muchos pétalos y crecen poquitas flores macho, los machos tienen a lo mucho 10 pétalos y tiene un botón más grande, esas no las quieren comprar.”

Los trabajadores del campo dicen que “La semilla mexicana es más barata como en 18 dorales el millar, pero solo el 40 por ciento de las flores son grandes porque son hembra, el 60 por ciento son machos, chiquitas, con poquitos pétalos y botón grande, esas no las quieren comprar, no nos conviene arriesgarnos a comprar semilla mexicana.”

La flor cempasúchil tiene características que se distinguen entre la flor macho y de hembra, esta última es la que más vendida debido a su apariencia estética es mejor a la flor macho.

La flor macho, tiene únicamente entre 5 a 10 pétalos y tiene un botón color naranja al centro de la plantita, sin embargo, al no ser estéticamente atractiva, se vende la flor de cempasúchil hembra.

Don Roberto Salinas Ramírez de 58 años, es un campesino desde que tiene uso de razón se ha dedicado a la agricultura, desde niño lo llevaba su padre a los campos de cultivo donde aprendió a sembrar todo tipo de flores y hortalizas, dice que la semilla estadounidense de flor de cempasúchil esta genéticamente modificada, crece en menos tiempo, su color anaranjado o amarillo son más intenso, es más grande y con muchos pétalos, lo contrario a la semilla mexicana, que es natural, pero un color naranja más oscuro, crecen con menos pétalos y la mayoría de la siembra son flores machos o flores pequeñas, algo que no compran los consumidores.

“Con la semilla mexicana tarda en crecer 4 meses se empieza a sembrar entre junio o julio y con la semilla ‘del otro lado’ tarda en crecer 3 meses, iniciamos como en agosto la cosecha para que estén lista para el día de muertos” dice Don Roberto Salinas.

La semilla de flor de cempasúchil americana es de desecho, pues en los cultivos crecen mayormente hembras que no producen semillas, la flor macho es la que produce semillas, contrario a la semilla mexicana.

Rosa María Rosas es una consumidora de flor de cempasúchil para su tradicional altar de muertos y recordar a sus fieles difuntos, dice que para comprar la flor selecciona las de mejor color, las más grandes y de múltiples pétalos, porque son el adorno principal en la ofrenda anual.

“Yo sí me fijo en que tengan un color brillante, un color naranja que se mire desde lejos y que estén grandes las flores, si veo que están con un color sin vida o chiquitas, esas no me gustan, busco las mejores para mi altarcito de cada año”

Rosa María, al igual que la mayoría de los compradores, desconoce que debido a que los compradores prefieren flores coloridas y grandes, las semillas transgénicas estadounidenses, le han ganado ventas a la semilla natural mexicana, los compradores solo quieren un llamativo ornamento para los altares de muertos.

Por Ana Lilia Ramírez

Los campos agrícolas de El Descaso en Playas de Rosarito se colorearon de anaranjado y amarillo en este mes de octubre, dedicados al cultivo de la flor de muerto, aunque con semillas de Estados Unidos, crecieron del lado mexicano, este año dicen que fueron mejores las ventas al año pasado que estaba la tercera ola de contagios del coronavirus.

Cuídate Hoy
Categories
DestacadaEstatal

Director General de Códice Periódico.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RELATED BY