Funcionario choca unidad de CESPTE en aparente estado de ebriedad

TECATE.- Quien fuera secretario particular de Zulema Adams durante el 23 Ayuntamiento de Tecate, Samuel Real Murillo, chocó una unidad perteneciente a la CESPTE cuando regresaba de Tijuana presuntamente en estado inconveniente.

El sujeto provocó la pérdida total de la unidad 145 perteneciente a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate, luego de impactarse contra el camellón localizado cerca de Rancho La Puerta.

Según información, el accidente ocurrió durante los primeros días de diciembre cuando Samuel Real, quien se desempeña como jefe de Atención Ciudadana de la paraestatal, regresaba a bordo del vehículo de reciente modelo.

Información de personas que atendieron el incidente, señalan que el ahora funcionario “charoleo” y alardeó de que es una persona influyente y “tiene amigos” en el gobierno municipal de Tecate. Eso con el fin de que no fuera llevado ante la Policía Municipal.

También hay referencias de que Real Murillo tenía un fuerte olor a alcohol cuando causó el daño patrimonial a la unidad de CESPTE. Cabe destacar que un día previo al accidente, Samuel Real aparentemente estuvo en un recorrido de promoción aspiracional de Morena en Tijuana, hasta donde presumiblemente se trasladó en el vehículo propiedad de CESPTE.

Fuentes informativas indican que autoridades de gobierno municipal intervinieron a favor del funcionario en presumible estado de ebriedad para que no fuera remitido a la Fiscalía del Estado por daño patrimonial y daños a la vía pública.

El vehículo que conducía Samuel Real es un Chevrolet Cruze color azul oscuro, el cual tuvo que ser remolcado hasta la Yarda Municipal, aunque fue dejado de una forma que se pudiera esconder para tratar de proteger al funcionario público, quien en todo caso tendría que hacerse cargo de la reparación del daño tanto de la vialidad como de la unidad.

Cabe mencionar en el daño patrimonial puede alcanzar inclusive penas de prisión. Sin embargo, según la información, el funcionario no fue consignado ante la autoridad correspondiente.

Pese a las faltas administrativas y los daños ocasionados, se sabe que el funcionario no tuvo ninguna infracción ni tampoco fue detenido. Ni la CESPTE ni la Dirección de Seguridad se han manifestado al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.