Mi Telcel
Panadería La Montaña

PRD presenta un presupuesto alternativo para 2021

Para salir de las crisis el PRD propone un presupuesto federalista que fortalezca las finanzas de estados y municipios, y que se enfoque a resolver los problemas más sentidos...

Para salir de las crisis el PRD propone un presupuesto federalista que fortalezca las finanzas de estados y municipios, y que se enfoque a resolver los problemas más sentidos de la gente.
Para que todas y todos los mexicanos saquemos adelante al país, México requiere de un verdadero jefe de estado, no un jefe de facciones.

El presupuesto de ingresos y egresos del gobierno federal tiene una gran influencia en la economía, pues representa casi una cuarta parte del valor de la producción total (PIB) de México.

La estrategia económica depende del presidente de la República. Si fuera un socialdemócrata haría un presupuesto anti cíclico y fortalecería las finanzas públicas. Pero como es un neoliberal conservador prefiere un presupuesto restringido, esperando que las supuestas fuerzas del mercado resuelvan la crisis.

El presidente Andrés Manuel López Obrador como buen neoliberal se opone a toda reforma fiscal que fortalezca la capacidad económica del Estado. E insiste en la fracasada política de austeridad.

Su disciplina fiscal es la misma que le criticó a los expresidentes. A ellos los responsabilizó de que la economía mexicana caminara como tortuga, creciendo al 2% anual. Pero le salió el tiro por la culata, porque su estrategia de austeridad y combate simulado de la corrupción, no le permitirá cumplir su promesa de crecer al 4% anual. Al contrario, nos ha llevado a una situación peor, con una economía estancada en el 2019 y en recesión en el 2020.

Ante una caída del 10% del PIB. Más de 300 mil empresas quebradas. 12.5 millones de personas que perdieron sus empleos e ingresos, 73 mil muertos por COVID-19. 40 mil asesinados por la violencia. Y 10 millones de personas que se agregarán a quienes viven en condiciones de pobreza, no se puede seguir con la misma política de austeridad y combate simulado de la corrupción, porque la recesión se prolongará y el sufrimiento de la gente será mayor.

Pero el presupuesto no es austero en general, pues para proteger los programas prioritarios del presidente de la República, castiga con recortes presupuestales a los estados y municipios.

En mi carácter de Secretaria General del PRD, considero que la situación de emergencia nacional que vivimos, requiere que los Grupos Parlamentarios de las Cámaras de diputados y senadores, asuman con objetividad los principales problemas de México y elaboren un presupuesto sustituto que resuelva las principales necesidades de la gente. Que convoquen a un parlamento abierto con la participación de académicos y especialistas, para analizar y construir propuestas que fortalezcan las finanzas públicas; un presupuesto de ingresos y egresos anti cíclico; un gasto público que estimule la economía social, el consumo popular, y la demanda interna.

El PRD a través de su grupo parlamentario en la cámara de diputados ha propuesto un presupuesto alternativo para salir de la crisis, basado en cuatro pilares.
El fortalecimiento de las finanzas públicas, a partir de un consenso nacional para emprender una reforma fiscal de largo plazo, con incrementos anuales equivalentes al 3% del PIB para cerrar el 2024 con una recaudación fiscal del 25% del PIB.
Una reforma al Pacto fiscal federal que cambie la distribución presupuestal actual 80/20 entre el gobierno central (80%) y los gobiernos locales (20%), y pasar a otra del 70/30, priorizando el fortalecimiento de las finazas municipales.
Un manejo flexible de un deficit fiscal del 3.5%.
Y una política de endeudamiento que permita un ingreso adicional real, equivalente al 5% del PIB.

El objetivo es que el gobierno federal tenga un margen de maniobra financiera del 10% del PIB, cerca de
2.5 billones de pesos, destinado exclusivamente a la reactivación de las empresas, del empleo y del salario, y a una política social que sume a los programas existentes el Ingreso Mínimo Vital, el Seguro al Desempleo y la erradicación del Covid 19.

Esa nueva política económica sólo podrá ser aplicable con una nueva actitud presidencial. Con un presidente que saque las manos del proceso electoral, que se aleje de la lucha de facciones, que deje de hostigar a sus enemigos inventados o reales, y que asuma su papel de jefe de estado. En congruencia con esta función, debe abandonar su discurso rijoso, y emitir un mensaje que genere confianza y credibilidad entre los inversionistas nacionales y extranjeros.

El presidente de la República debe escuchar las voces que manifiestan que las cosas no van bien, las voces de las mujeres que protestas por los feminicidios, de quienes han perdido familiares en manos de los delincuentes, de los que necesitan medicinas y médicos, de los que luchan por el agua, de los contagiados por covid19, de los desempleados, de los que han perdido sus empresas. El presidente no debe subestimar al pueblo de México.

Ing. Adriana Díaz Contreras
Secretaria General del PRD.

Cuídate Hoy
Categories
DestacadaEstatalNacional

Director General de Códice Periódico.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RELATED BY